10 julio, 2017 Juan Pablo Segovia

Juan Pablo Segovia, un zaguero con cualidades de goleador

Es un año cargado de emociones para Juan Pablo Segovia, defensa de Independiente del Valle. El argentino, de 28 años, fue papá -anteayer- y su club es uno de los protagonistas del campeonato. Segovia tuvo a su hijo ecuatoriano: Lorenzo Magno. Nació el miércoles y el futbolista se emocionó al tenerlo en sus brazos.

Le puso el nombre en memoria de su abuelo. Había anunciado que sería papá en los festejos de sus dos goles ante El Nacional y ante el Delfín, en Sangolquí. Allí ya se puso la pelota debajo de la camiseta y recibió las felicitaciones de sus compañeros. El futbolista está adaptado al plantel. Mario Rizotto y Cristhian Núñez, los otros dos extranjeros, son dos de sus mejores amigos. Andan juntos y se hacen bromas antes, durante y después de las prácticas. “Es un compañero que ha venido a aportar al grupo. Es un defensa al que siempre le gusta pisar el área contraria y está buscando el gol”, dice Efrén Mera, volante manabita. La habilidad para subir al área y convertirse en otro delantero más en las pelotas detenidas fue una de las principales razones para su contratación en el vicecampeón de la Copa Libertadores 2016. El DT colombiano Alexis Mendoza le hizo un seguimiento al desempeño desde el año pasado. En el segundo semestre del 2016 analizó los goles que hizo con la camiseta del Deportivo Cuenca. Según el registro de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Segovia anotó seis tantos en los 43 partidos que jugó. La mayoría los hizo de cabeza o en rebotes dentro del área. “Cuando se decidió la contratación de refuerzos, se hizo analizando que tengan la habilidad de marcar goles”, justificó el presidente Franklin Tello. El zaguero tiene una buena estatura (1,85 m) y una corpulencia (pesa 87 kg) que le permiten brindar seguridad a su bloque. Mendoza conversa mucho con Segovia y con su compañero Fernando León. Ambos han sido los pilares centrales de la zaga. Durante la semana se entrenaron los dos en el equipo titular para enfrentar a Fuerza Amarilla, hoy, 5 de mayo del 2017, a las 12:00, en el estadio Olímpico Atahualpa, por la fecha 13 del torneo. El ambiente en el grupo de los rayados es bueno. Están animados por la posibilidad de pelear la primera etapa del campeonato y lograr el cupo para la final de este año. Para Segovia ha sido mayor la exigencia, porque tuvo que brillar en una posición en la cual Arturo Mina (River Plate) y Luis Caicedo (Gremio) se destacaron y fueron transferidos después de las finales de la Copa Libertadores. Independiente del Valle y Universidad Católica son los dos clubes de Pichincha que pelean la primera etapa. Están cerca de los punteros. El argentino -que vistió las camisetas de Lanús, del Club Atlético Atlanta y del Club Atlético Los Andes (2013-2015)- tuvo cualidades de goleador antes de llegar a jugar por el Deportivo Cuenca, el año pasado. Así se destaca en la pá­gina electrónica de Segovia. “En las divisiones inferiores de Lanús su debut en la red fue en quinta división, con dos goles como zaguero central”, se detalla. Uno de los logros alcanzados fue en Los Andes. Allí consiguió el campeonato y el ascenso a la Primera B. Salió de Cuenca bajo aplausos porque fue uno de los extranjeros de mejor rendimiento y clave en la clasificación a un torneo internacional. “Dios quiera jugar una final con Independiente en este año”, dice el zaguero central.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/deportes/juanpablosegovia-independiente-ecuador-futbol-campeonato.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com